Single post

Liderando la diversidad: La utilidad de los diagnósticos organizacionales

El Liceo Cordillera Técnico Profesional, Especialidad Agropecuaria, está ubicado en Chincolco, un pueblo de la comuna de Petorca, Quinta Región. Dentro de esta comunidad educativa se imparten; Educación Pre-Básica, Básica, Media Técnico Profesional, Laboral 1 y Básico 6 (que corresponde a estudiantes con diversas discapacidades y patologías físicas y cognitivas). Por lo tanto, ser director de este liceo implica saber liderar en la diversidad, ya que al contar con tantos niveles como modalidades educativas los desafíos son múltiples y específicos. Algo tan simple, por ejemplo, como entender que no es lo mismo acompañar a un docente en el nivel pre-escolar que a un grupo de educadoras diferenciales en el nivel Básico 6. Ante esta diversidad es esencial comprender cada aula como un espacio único dentro del Liceo.

Un aspecto clave que debemos desarrollar quienes lideramos en la diversidad es la capacidad de realizar buenos diagnósticos organizacionales. El valor de estos instrumentos, está en comprender cuáles son los nudos críticos del establecimiento. En mi caso, a través de un diagnóstico, me di cuenta que el Liceo no funcionaba como una unidad educativa. Cada modalidad de enseñanza era una isla, lo mismo con los profesores, estudiantes y apoderados de cada una de las modalidades. A partir de ello, nuestra meta ha sido generar directrices comunes respetando la diversidad de enseñanza y aprendizaje de nuestros estudiantes y profesores.

El realizar un diagnóstico da a entender que el liderazgo es un proceso. Esto, porque los diagnósticos se pueden definir como un instrumento para analizar el contexto pero su utilidad es mayor porque pueden ser configurados como una etapa previa y necesaria que ayuda a prevenir que los líderes implantemos cambios y mejoras de manera precipitada. En mi experiencia, los diagnósticos sirven cuando se busca:

  • Identificar capacidades, reconocer liderazgos.
  • Modificar el sello del establecimiento y direccionar su quehacer en todos los ámbitos.
  • Incorporar la sustentabilidad, en el proceso de formación de los estudiantes, en todos los planes de acción de la unidad educativa.
  • La gestión de proyectos innovadores, que generen expectativas en la comunidad.
  • El bienestar estudiantil y convivencia.
  • El reconocimiento a los apoderados.
  • Formar comunidad en la diversidad y sustentabilidad.
  • Lograr calidad de aprendizaje en equidad, atendiendo a la individualidad.

Los líderes escolares requieren liderar en la diversidad. Esto, sólo lo podrán saber mediante un diagnóstico organizacional que potencie el análisis profundo del contexto como una etapa clave para contextualizar los cambios a implementar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.