Single post

La vulnerabilidad escolar es solo un dato

 El Liceo Elvira Sánchez de Garcés está ubicado en la localidad de la Punta, comuna de Mostazal en la sexta región. En esta organización escolar se imparten educación pre-básica, Básica y Media Humanista Científica, con una matrícula de 380 estudiantes. La mayoría de los estudiantes provienen de familias muy vulnerables. Para liderar un establecimiento que atiende una población vulnerable se debe tener una clara convicción que el “apellido vulnerable” es solo un dato. No es un impedimento ni limitante para desarrollar las capacidades de los estudiantes. Cuando se tienen altas expectativas en los estudiantes, y se pone como foco el desarrollo de un buen proceso de enseñanza y aprendizaje, la vulnerabilidad se invisibiliza. Por ello, como líder educativo debo ser clara y precisa, para promover prácticas que eviten pensar a los profesores que la vulnerabilidad es un obstáculo. Por ejemplo, prácticas tales como:

  • Desarrollar un trabajo colectivo entre profesores y directivos, transformando los modos de hacer y pensar de los distintos actores que conforman la unidad educativa.
  • Desarrollar capacidades profesionales para desenvolverse en contextos desafiantes.
  • Promover una visión de aprendizaje compartido.
  • Instalar una cultura de trabajo colaborativo.
  • Distribuir el liderazgo y algunas funciones.
  • Implementar rutinas organizacionales, procedimientos y estrategias para generar un ambiente de aprendizaje compartido.
  • Conducir discusiones productivas para el aprendizaje contextualizado.
  • Analizar la enseñanza contextualizada con el propósito de mejorarla.

Estas prácticas han sido fundamentales para evitar pensar que los estudiantes vulnerables requieren ser solo asistidos y no desafiados. Esta visión, se ha traducido en la mejora colectiva del proceso de enseñanza-aprendizaje, lo que nos permitió obtener la excelencia Académica en el año 2016. Esto nos llena de orgullo, porque fue obtenido por primera vez, al tercer año de liderar esta institución educativa. Considerando que una escuela “vulnerable”, como lo indican los datos, es una información a considerar, ese dato cobra sentido cuando se piensa en elaborar un buen diagnóstico para construir la mejor forma para que todos los estudiantes aprendan. Desarrollar una planificación estratégica sustentada en  prácticas pedagógicas contextualizadas, es el desafío que como comunidad guía día a día nuestro quehacer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.