Single post

Gestionando el clima laboral: La reconstrucción

 25 Oct 2017      Categorías:  Comunidad

Llevaba poco tiempo ejerciendo como Educadora de párvulos en un establecimiento educacional donde no crecía profesionalmente. Por eso decidí buscar nuevos horizontes, fue entonces cuando me arriesgué y postulé a otro jardín que me parecía más interesante.

A escasos meses de ingresar al nuevo jardín como educadora de una Sala Cuna, la  supervisora me ofreció realizar un reemplazo de un mes como Directora en otro jardín. Esto porque había sido complejo encontrar a alguien que aceptara. No pregunté cuántos niveles tenía el jardín, cuántas tías trabajaban ahí y tampoco el por qué había sido complejo buscar un reemplazo, simplemente acepté el desafío de asumir la dirección del jardín.

Cuando asumí como directora me di cuenta que llegué al jardín más grande y el más antiguo de la sexta región. Este centro educativo se encontraba pasando por un período complejo, ya que muchas personas habían sido desvinculadas y otras habían renunciado. El equipo estaba visiblemente dañado, desmotivado, enojado con la institución y eso se reflejaba fundamentalmente en el clima laboral.

Comencé a observar que gran parte del equipo no se saludaba entre sí, y sólo se dirigían a mí por situaciones laborales puntuales. Sentía que no estaban a gusto con el lugar en el que estaban ni tampoco con las personas con las que trabajaban. Fue entonces cuando comencé a buscar diversas estrategias para re-construir un clima laboral positivo.

Para lograr lo anterior, la primera estrategia fue generar un clima más familiar y de cercanía en el jardín. Para ello realicé dos acciones concretas. Una primera acción, fue establecer puntos de encuentro entre el equipo. Por ejemplo, en el comedor todas las mesas estaban separadas y las tías se daban la espalda unas a otras al momento de comer. Así propuse al equipo poner las mesas todas juntas para comer sin darnos la espalda, lo que aceptaron. También todo el equipo comería en el mismo lugar, sin hacer diferencia entre educadoras y el resto del equipo, como se hacía anteriormente. ¿Cómo poder mejorar si ni siquiera compartíamos en instancias recreativas? ¿Cómo construir en conjunto metas colectivas sino compartíamos algo tan simple como almorzar en el mismo espacio? Mi preocupación era generar las condiciones mínimas para que el clima laboral fuese mejorando.

Como segunda acción, me puse por objetivo recibir a las familias en la entrada del jardín, lo que me permitía interactuar en la hora de llegada y salida de los niños y niñas para conocernos mutuamente. También saludaba a todas las tías, si a alguien no había alcanzado a ver en la mañana me daba el tiempo de ir a la sala y saludar para saber cómo estaba. Esta acción la desarrollé porque para motivar y comprometer al personal es necesario demostrar interés en ellos.

Al parecer estas acciones parecen sencillas, pero dentro de un clima laboral con relaciones interpersonales dañadas lo más difícil es poder juntar al equipo. Lo que he aprendido es que es importante conocer al equipo, demostrar interés por ellos, preguntar y valorar su opinión antes de implementar cambios pedagógicos o estratégicos. Cuando el equipo se dio cuenta que mi intención era escucharlas y desde allí construir un objetivo común, empezaron a demostrar entusiasmo, compromiso y mayor interés en su quehacer profesional. De forma que ahora podemos avanzar en mejorar los aprendizajes de los niños y niñas de este jardín bajo un clima laboral más positivo y optimista. Finalmente lo que comenzó como un reemplazo de un mes, término siendo un trabajo estable de años.

 

4 opiniones en “Gestionando el clima laboral: La reconstrucción”

  1. Marcelina no sabes lo feliz que me siento de ver como creciste en tan poco tiempo. Compartimos el mismo lugar de trabajo que nos vio nacer y las 2 tomamos caminos diferentes, pero en el fondo de mi corazón sabía que ibas a llegar muy lejos por tu calidad humana y por el amor a tu profesión.
    Este reportaje me llena de orgullo. No me queda más que felicitarte y dar gracias a Dios porque aún existan personas como tu que tengan el liderazgo y las ganas de mejorar la calidad de la educación y del ambiente laboral.
    Felicidades!! Sigue creciendo y aportando a esta linda (muchas veces poco valorada) profesión.

    Carol Barra F.

  2. Muchas felicitaciones por tu gestión…. sería ideal que muchos practicaran tu modo de pensar.

  3. Querida admirable liderazgo sin duda alguna la mejor experiencia para ti , siendo estratega para poder enfrentar dichos desafíos , te reconozco y admiro

    Cariños querida Marcelina eres una muy buena líder , sigue siempre con tu humor que te caracteriza !!
    Cariños Catalina Valdivia

  4. Marcelina que linda y significativa experiencia…creo que seguramente fueron tiempos difíciles…pero con tu entusiasmo y buen humor pudiste conquistar un clima de respeto y armonía…Te felicito por tu logro y sigue con la convicción siempre que aunque con pequeños detalles para otros se puede mover grandes montañas….gracias por compartir con nosotras tu experiencia.cariños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.