Single post

Las pequeñas victorias ganadas: La escuela de Alexis Sánchez

El camino en establecimientos escolares con un contexto vulnerable está lleno de dificultades pero también de pequeñas victorias. Día a día, los niños y niñas de nuestra escuela están expuestos a una compleja realidad familiar y social. Por eso, como líderes debemos asegurar ambientes educativos que provean seguridad, control y bienestar, aspectos que son privados en el entorno cercano de la vida de los estudiantes. Las pequeñas victorias mencionadas son tan simples como lograr que los alumnos lleguen a clases, que se levanten con entusiasmo propio (sin apoyo familiar), lograr buenas notas por sus propios medios, resolver conflictos con sus compañeros sin utilizar la violencia de la que a veces son testigos a diario, entre otras.

La Escuela Bernardo O’Higgins de Tocopilla, recibió en sus aulas a Alexis Sánchez, un destacado jugador de futbol nacional. Él es una muestra representativa de quienes vienen de una población restringida en estímulos culturales y con pocas expectativas del futuro. En sus años escolares fue un niño alegre, perspicaz y travieso como muchos otros. Alexis fue resiliente, con una familia que lo amaba, con valores positivos y que apoyaron su caminar. No fue un niño con suerte, fue un niño pertinaz que supo guiar su camino, manteniéndose en la senda.

Alexis Sánchez, para nosotros como comunidad escolar, es un niño que logró ser grande. Un ejemplo de esfuerzo porque compartió su realidad, su entorno, jugó en los mismos lugares que nuestros estudiantes, compartió las mismas aulas con sus compañeros de clases con sus ojos de timidez y una sencillez única. Cada vez que hablamos o pensamos en Alexis, comunicamos a nuestros alumnos la idea del esfuerzo, del trabajo con metas claras, del hacerse así mismo a pesar de las limitaciones, dejando en claro que la única meta a seguir no es llegar a ser como Alexis Sánchez, con fama y fortuna. Pero si una persona que le gane a la vida y pueda formarse en plenitud con valores que permitan ayudar a su sociedad, retribuir o facilitar el camino a otros tan o igual de vulnerables que ellos.

Ya que se trabaja en un contexto con estudiantes vulnerables, el establecimiento trata de complementar todas las aristas que la educación chilena requiere para formar personas reflexivas, críticas y con una mirada de superación. El ideal de alumno que se quiere formar está estipulado en la visión del Proyecto Educativo Institucional (PEI) en el que se aspira a formar buenas personas, amantes de la paz, de la libertad, democráticos y reflexivos. Asumiendo sus derechos y deberes para así lograr adaptarse a una sociedad en constante evolución.

Para llevar a cabo estos ideales se utilizan diferentes estrategias basadas en el reconocimiento del estudiante como persona, considerándolo siempre en su totalidad, biológica, psicológica, social y espiritual. Nos ha sido necesario tener una amplia visión de la educación, por lo que el fin común de los integrantes de este establecimiento es otorgar herramientas a los niños y niñas para salir adelante, generando altas expectativas frente a los nuevos desafíos que en la actualidad surgen. Sin duda, el contar con Alexis Sánchez como modelo inspiracional para nuestros estudiantes nos hace ser una escuela que tiene ejemplos visibles de superación y éxito. Por lo tanto, hace nuestras metas institucionales más aterrizadas.

El camino que debemos seguir para ayudar, como escuela, en la formación de nuestros educandos y lograr, en un futuro cercano, que ellos sean personas íntegras y  que contribuyan a su entorno puede ser facilitado utilizando la imagen de personajes destacados como Alexis Sánchez. En este caso, se representan referentes de esfuerzo, perseverancia y además, poseen un nexo directo con la realidad que los niños y niñas viven. Para nosotros, esto nos ha servido para construir uno de los sellos institucionales de la comunidad. El establecimiento cuenta con un claro foco en las actividades deportivas y artísticas. Esto, porque entendemos que el éxito académico es necesario pero no suficiente. Nuestro lema nos hace valorar los pequeños avances, “Con fé y optimismo en el corazón”, cada día es una batalla ganada, cada logro nos ayuda avanzar, trabajamos con las fortalezas sin excusarnos por las debilidades. No esperamos crear más Alexis Sánchez pero sí más, mejores y diversas oportunidades de desarrollo para los estudiantes. Para nuestra escuela, esa sería una pequeña victoria ganada.

4 opiniones en “Las pequeñas victorias ganadas: La escuela de Alexis Sánchez”

  1. Fui alumno de una humilde escuela, fue difícil también llevar la educación y creer que también teníamos las oportunidades, hoy me orgullose y representó donde voy a mi querida escuela E-10, quizás nos fui un futbolista, pero soy también un afortunado de creer en los principios de un grupo de profesores que guiaron lo que hoy es mi pasión ser arquitecto.
    Gracias a la humildad y consejos que nos caracterizaba como escuela de barrio norte.

    Con fe y optimismo en el corazón juntos marcharemos por el mundo.

    Saludos

  2. El trabajo realizado por este establecimiento es digno de destacar, de niña crecí escuchando que era una escuela mala llena de delincuentes debido a su alto indice de vulnerabilidad, hoy que tengo la gran oportunidad de ejercer mi carrera como docente me doy cuenta de lo afortunada que soy de trabajar con estudiantes que día a día me enseñan a no rendirme.Bastaba solo un poco de confianza, optimismo y perseverancia, faltaba que confiaran en ellos y les recalcaran lo importante que son para que toda una comunidad se diera cuenta y valora por fin el gran trabajo que se ha realizado tanto del equipo directivo como docentes, aplaudo enormemente el compromiso y la dedicación, espero en un futuro muy cercano nuestros niños tengan la oportunidad de gritarle al mundo lo grande que son como personas.

  3. Tenemos la certeza que, en todas las escuelas de nuestro gran Chile, están en lo fundamental, aprendiendo a ser mejores seres humanos, tal como lo observamos en la actualidad con el joven Alexis.

  4. Destaco la perseverancia. En las escuelas a veces, no somos constantes.
    Bien . Atrabajar para lograrla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.