En el Día Internacional del libro, ¿qué pueden hacer los directores para que los estudiantes sean buenos lectores?

 23 Abr 2020      Categorías:  Noticias, Especial Coronavirus , Material destacado

Hoy, jueves 23 de abril, se celebra el Día Internacional del Libro. Es por ello que, en esta nota, compartimos algunas recomendaciones para que los y las directoras de los establecimientos escolares puedan trabajar en mejorar la comprensión lectora de sus estudiantes.

Según los últimos informes de la OECD, la comprensión de lectura es una de las habilidades más descendidas en los estudiantes chilenos. Para enfrentar este panorama, Felipe Aravena, Máster en Liderazgo Educativo, señala “la principal recomendación se orienta no sólo a considerar la lectura como una destreza básica que permite decodificar palabras y mensajes, sino, fundamentalmente, como un proceso que permite significar, comunicar y expresar ideas con propósitos, tanto formativos como funcionales. Esto supone un cambio esencial en el enfoque de la lectura y en el para qué se enseña y aprende a leer en las escuelas. Hoy se necesita aprender a leer con el enfoque de leer para aprender, de modo que los programas de lectura desarrollados a nivel nacional, local y del establecimiento deben considerar dicha premisa.”

Aravena destaca que, según The National Institute for Literacy de Estados Unidos, existen cinco indicadores clave en programas exitosos de mejora en la comprensión de lectura, para evaluar el nivel de logro de los y las estudiantes:

  1. Conciencia Fonética: La habilidad para escuchar, identificar y comprender sonidos individuales o fonemas en palabras habladas.

  2. Fonética: Un entendimiento de que existe una relación entre las letras del lenguaje escrito y los sonidos del lenguaje hablado.

  3. Fluidez: La capacidad de leer el texto con precisión y rapidez.

  4. Vocabulario: El conocimiento de palabras por parte de los estudiantes para comunicarse eficazmente.

  5. Comprensión: La capacidad de significar lo que se ha leído.

Se recomienda que los y las directoras de los establecimientos escolares, aseguren la calidad de los programas de lectura de sus docentes,  a partir de los siguientes cuatro criterios:

1.- Un programa comprensivo y explícito sobre los niveles de lectura a desarrollar.

2.- Debe ser proveído un adecuado e ininterrumpido tiempo para la enseñanza de estrategias de comprensión lectora. Muchas veces, las escuelas dan “tiempos quebrados” que no son tan efectivos como sesiones completas dedicadas a enseñar estrategias de comprensión de lectura.

3.- Materiales didácticos contextualizados y altamente explícitos sobre lo que se espera lograr.

4.- Los profesores utilizan datos de los estudiantes para mejorar la comprensión lectora. Identificando fortalezas, debilidades y claros niveles de logro individuales y colectivos.

Si deseas conocer más respecto a esta temática, puedes descargar el siguiente documento: Práctica de Liderazo – ¿Qué pueden hacer los directores para que los estudiantes sean buenos lectores?

Aquí, además, podrás acceder a la plantilla de la encuesta “Calidad de desarrollo del programa de lecto-escritura” para que la apliques en tu establecimiento.