Single post

Prácticas antiestrés: Bienestar profesional y emocional en la comuna de Pudahuel

Trabajar en el mundo educacional es complejo, altamente demandante y desafiante. El estrés, agotamiento y ansiedad son parte cotidiana del trabajo educativo. Por eso, es necesario que las escuelas se planteen qué y cómo hacer para que el equipo docente y directivo logre enfrentar de la mejor forma posible los efectos de un trabajo arduo.

El agotamiento, ansiedad y estrés que pueden llegar a sentir los docentes y directivos se intensifica con las múltiples metas y tareas que se deben cumplir para alcanzar más y mejores resultados. Por ejemplo, horarios de clases, planificaciones anuales y de unidad, evaluaciones diagnósticas, preparación de material, revisión del PME, PEI, envío de documentación, entre otros, aumentan el nivel de agotamiento, ansiedad y estrés en el equipo de profesionales. De ahí que sea necesario que las escuelas aborden el bienestar fisico y emocional de los docentes y directivos como un tema prioritario.

En la literatura inglesa, lo anterior es conocido como “burnout laboral”, también denominado síndrome del quemado o síndrome de quemarse en el trabajo. Es un trastorno emocional de creación reciente que está vinculado con el ámbito laboral, el estrés causado por el trabajo y el estilo de vida del empleado en una organización compleja y dinámica. Este síndrome puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico, y también a nivel individual como colectivo.

Los síntomas más comunes del burnout son: depresión, irritabilidad, cansancio y ansiedad. Todos estos motivos de la gran mayoría de las licencias laborales. En la mayoría de los casos, el síndrome de burnout suele aparecer en personas que han elegido su oficio de manera vocacional (es muy frecuente en enfermería, medicina y el profesorado). Aunque al principio las manifestaciones y el malestar sólo se extienden a la vida laboral, finalmente también llegan a alcanzar, en casi todas las situaciones, la vida social y familiar del trabajador afectado. Por tal motivo, las escuelas como organizaciones deben hacerse cargo de mantener un ambiente sano y productivo para los profesores y sus directivos.

En la corporación de Pudahuel, hemos intentado abordar este problema porque para las escuelas genera otra problemática que es crítica para los directivos. Esto hace referencia al ausentismo docente producto de la alta cantidad de licencias médicas, que ha ido creciendo de manera significativa en los últimos 5 años.

Para que los equipos directivos disminuyan el impacto del burnout existen ciertos principios.

  1. Fijar las prioridades del día, semana o mes.
  2. Tener metas laborales realistas
  3. No perder el sentido del humor
  4. Hacer ejercicio con regularidad y consumir comida saludable
  5. Programe períodos de tranquilidad rodeado de un entorno natural.
  6. Duerma lo suficiente.

En la comuna de Pudahuel hemos abordado esta problemática con dos líneas de acción.

Primero, ponemos a disposición de los docentes y directivos un banco de recursos que los ayuda en sus tareas. Algunos de estos son planificaciones, evaluaciones, planillas para el seguimiento curricular, lineamientos pedagógicos, material para reflexiones pedagógicas, PPT con temáticas diversas, etc. En el fondo, es seguir el principio de no crear la rueda dos veces si es que ya existe.

En segundo orden, realizamos encuentros de comunidades de aprendizaje con los directivos y conversatorios con docentes para fortalecer el trabajo en red. Esto ayuda a que las escuelas no trabajen el doble. Es decir, que los recursos, estrategias y fundamentalmente prácticas puedan intercambiarse de escuela a escuela. A su vez, esto impacta positivamente en la valoración del trabajo colaborativo.

Sin lugar a dudas debemos seguir abordando esta temática con otras estrategias de apoyo a docente y equipos directivos, puesto que es un tema contingente. Durante el 2017 los establecimientos levantarán su Plan de Desarrollo Profesional Docente (ley 20.903), y este debiera incluir jornadas de capacitación referente al manejo de estrés. Es de esperar que esto, sumado a las propias acciones internas que realicen las escuelas y liceos, de frutos para disminuir los efectos del burnout.

Una respuesta a “Prácticas antiestrés: Bienestar profesional y emocional en la comuna de Pudahuel”

  1. Interesante iniciativa.La temática descrita en este artículo afecta a la gran mayoría de docentes del país.Los docentes pasan la mayoría de su tiempo dentro de las escuelas por lo tanto es allí,donde deben darse los espacios para compartir en forma sana, de manera sencilla y que no signifique incurrir en gastos extras para el docente.
    La sana convivencia diaria, como el saludarse al llegar, un saludo de cumpleaños,un abrazo fraterno,una palabra,nos mejorará, el día.Sentirse querido por los compañeros de trabajo influye de manera positiva en la labor diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.